Estudi Verd
Control plagas.
No más cucarachas
Ratas y ratones
Proteja su madera.
Chinches de cama
Control de mosquitos
Control de palomas.
Control ecológico
Control de fauna.
Control de gaviotas
Consejos prácticos.
No se deje engañar
Familias numerosas
Plataforma de pago
Publicaciones
Nuestros clientes
Mapa del sitio
Contacto

 

Atención inmediata
Llame: 96 346 62 19 - 615 827 199
Avda. al Vedat, 137. 46900 TORRENT, VALENCIA

Las chinches de cama son cada vez es más frecuente en Valencia y Estudi Verd, S. L. las elimina con éxito (tratamiento químico con insecticidas de última generación o "ecológico"con vapor saturado seco sobrecalentado a 180 º C).

El chinche de cama (Cimex lectularius) es una especie cosmopolita, encontrándose en cualquier zona de clima templado del planeta y pudiendo llegar a implantarse en prácticamente cualquier punto mínimamente climatizado (calefacción) en los que el hombre se instalare. Presenta requerimiento de temperatura y humedad óptimas de desarrollo que coinciden con las habituales en interior de viviendas (dormitorios), donde encuentra su fuente de alimentación: el hombre. Se trata por tanto de insectos que viven en el interior de viviendas y locales; dentro de éstos, su localización preferida (ver diagnóstico), se focaliza en la proximidad más inmediata de su fuente de alimentación por lo que se concentra en dormitorios.

Se trata de una plaga emergente y cada vez más común en Valencia. Afecta hogares, hoteles, pensiones, refugios, albergues, etc.

Todas las fases de las chinches pican (ninfas + adultos) y -a diferencia de otros insectos hematófagos- lo hacen repetidamente siempre y cuando dispongan de una fuente adecuada de alimentación (hombre).

El daño inmediato causado por la picadura supone el menor de los problemas, en la medida que la picadura rara vez causa dolor y suele pasar desapercibida en un primer momento. No obstante es posible la aparición posterior de problemas cutáneos menores, (sensibilización cutánea, infección por autorrascado, etc...). También son posibles importantes perjuicios psicológicos (stress) así como trastornos en el sueño.

El verdadero problema es la incertidumbre acerca del rol vectorial de estos insectos.

Respecto a las chinches de cama existe una “leyenda urbana” según la cual hay personas que nunca son picadas. Probablemente no es cierto, cualquier persona puede ser picada, bien que un porcentaje importante (¿una de cada diez?) no desarrolle sintomatología clínica. El problema es que, con el tiempo, las personas expuestas acabarían sensibilizándose de manera que 6 de cada 10 personas crónicamente expuestas desarrollarían algún tipo de lesión cutánea.

Las picaduras pueden no ser detectadas (generalmente son indoloras). En otras ocasiones sí son detectadas, en cuyo caso resulta probable que el propio afectado visualice los insectos y/o las manchas de sangre sobre la ropa de cama al despertarse.

 

 

NUEVO TRATAMIENTO ECOLÓGICO CON VAPOR SATURADO SECO SOBRECALENTADO a 180 º C. 


SIN PRODUCTOS QUÍMICOS, SIN DEJAR SU HOGAR. PERMITE TRATAR Y SALVAR SUS COLCHONES, SOFÁS, SILLAS, ETC. NO LOS TIRE. AHORRE DINERO.
 
Nuestra máquina emite un vapor saturado seco sobrecalentado a una temperatura de 180°C, que es mucho más eficaz para el saneamiento ya que, además de que carece de partículas líquidas y por tanto no genera condensación, provoca un notable “shock térmico” que causa la inmediata destrucción de las chinches de cama y sus huevos.
 
Este nuevo sistema es una solución ecológica, rápida, versátil, eficaz y segura para eliminar las chinches en viviendas, hoteles, medios de transporte o locales publicos, sin los problemas relacionados con los tratamientos químicos, como tiempos de espera o productos residuales tóxicos.
 
Las chinches son muy sensibles a los cambios de temperatura, tanto elevadas como bajas, y el tratamiento con un flujo de vapor a 180°C permite eliminar los insectos adultos, las larvas en sus diferentes etapas y los huevos. Es más, el flujo de vapor puede ser dirigido específicamente a las áreas en las que se ocultan, a fin de llegar hasta los rincones más ocultos, que son más difíciles de tratar y eliminar así las chinches escondidas a gran profundidad.
 
No es necesario usar equipos de protección, ni desalojar el lugar a tratar, ni tampoco es necesario ventilar los espacios después de aplicar el vapor.
Gracias a su bajo contenido en forma de partículas líquidas, el flujo de vapor seco sobrecalentado no deja húmedas las superficies o los tejidos y no causa daños o alteraciones en los materiales donde se aplica.
 
Después de usar el vapor y de completar las operaciones de limpieza, los espacios pueden ser utilizados de nuevo inmediatamente.
 
Existen muchos excelentes motivos para elegir el vapor seco sobrecalentado como medio de erradicación:
 
1) Es eficaz: bastan pocos segundos de exposición al flujo de vapor sobrecaletado a  180 º C para provocar la muerte de adultos y recién nacidos, así como la desvitalización de los huevos. Esto último es algo que ningún insecticida puede lograr.
 
2) Es práctico: puede ser generado en cualquier lugar, rápidamente y sin dificultad, bastan una toma de corriente, el agua necesaria y unos minutos de espera.
 
3) Es económico: no se precisan materias primas de ningún tipo, a parte del agua.
 
4) Es respetuoso con el medio ambiente y la salud de las personas: no se emite ninguna sustancia potencialmente tóxica en un espacio tan delicado como el lugar en el que se duerme y en el que todo el mundo transcurre una parte considerable de su vida.
 
5) Es higienizante: además de matar a las chinches, también elimina, de las superficies tratadas, bacterias, hongos y ácaros, y tiende a desactivar rápidamente los eventuales residuos de productos insecticidas utilizados anteriormente.
 
6) Elimina los olores: el uso combinado de HPMed con el vapor tiene la ventaja de neutralizar el olor característico de este tipo de insectos.
 
Como no deja tras de sí ningún tipo de residuo, a parte de una ligera capa de humedad que desaparece en pocos segundos, el empleo de vapor seco sobrecalentado permite utilizar los objetos, muebles y espacios sometidos a tratamiento pocos minutos después de la realización del mismo.
 

El primer tratamiento tiene como objetivo fundamental reducir de modo drástico la carga inicial de la infestación, llevando a niveles más tolerables las molestias causadas por los insectos. Además, la eliminación de gran parte de los individuos presentes hace nuevamente “disponibles” muchas de las mejores posiciones para el anidamiento (las cercanas al anfitrión), las cuales tenderán a volver a ser ocupadas en un plazo relativamente breve por los otros ejemplares aún presentes en el entorno, pero escondidos en lugares más alejados. En base a estas consideraciones, una vez efectuado el primer tratamiento, se esperan 10-15 días sin hacer nada, de modo que los insectos que quedan se vuelvan a “compactar” en torno a la cama. Seguidamente, se procede a una segunda intervención, siguiendo el mismo procedimiento que en la primera, pero limitando el tratamiento a la cama y las zonas en torno a la misma en un radio de 1-1,5 metros. Es conveniente prever la posibilidad tener que efectuar uno o dos tratamientos adicionales, iguales al segundo, siempre respetando el intervalo de 15 días entre un tratamiento y el otro. Una infestación de chinches de cama puede considerarse definitivamente resuelta cuando no se producen picaduras y no se observan ejemplares (o nuevas trazas recientes) durante al menos dos meses después del tratamiento más reciente.

 

 

NORMAS Y RECOMENACIONES PARA LOS CLIENTES CON INFESTACIÓN DE CHINCHES DE CAMA EN SU VIVIENDA.

En el enlace de arriba encontrará una excelente guía para le ayudará a conocer y combatir los chinches de cama.

Recuerde que el control de las chinches resulta casi imposible de solucionar sin la correspondiente implicación y corresponsabilidad del propietario-usuarios de la vivienda. Un cliente no cooperativo impedirá y anulará toda garantía lógica de eficacia y podemos no aceptar o suspender trabajos en esas condiciones. Por favor, siga los consejos e instrucciones que le dará nuestro técnico.

A) ZONAS DE INSPECCIÓN Y TRATAMIENTO HABITUALES QUE REVISARÁ NUESTRO TÉCNICO: 

Ningún espacio puede -a priori- considerarse libre de riesgo y por tanto (especialmente en infestaciones importantes) la totalidad de la habitación y de los elementos que contiene requiere ser cuidadosamente revisados.

Además, la inspección y en su caso los tratamientos deben ser ampliados a habitaciones adyacentes a aquéllas en las que se ha detectado la infestación 

Se inspeccionara y se tratará, en su caso:

 Todo tipo de mobiliario, principal y/o auxiliar, presente o procedente de las habitaciones infestadas. 

 Camas, colchones, somieres, lamas, cabeceros, mesitas, armarios.

 Lámparas. 

 Enchufes y otras instalaciones eléctricas. 

 Equipo electrónico (TVs, relojes-despertadores, ordenadores, transistores, etc).

 Películas (video, DVDs, CDs, etc). 

 Cajas-joyero y otros elementos decorativos. 

 Marcos de cuadros (incluido parte posterior). 

 Cualquier grieta, orificio-pasatubo, etc potencial refugio presente en paramentos. 

 Marcos y estructura de las ventanas y puertas. 

 Uniones de paredes-suelo (rodapiés). 

 Papel pintado mural (soluciones de continuidad, zonas despegadas). 

 Cortinaje (y cualquier otro elemento de tapicería), incluidas las galerías de sustentación. 

 Moquetas, especialmente en sus límites (se recomienda despegar ligeramente éstos para facilitar una adecuada inspección). 

 Libros y material análogo. 

 Orificios y huecos de cabezas de tornillos. 

 Cajas de almacenamiento (ropa, etc), especialmente si se localizan bajo o cerca de la cama. 

 Cualquier elemento depositado o almacenado en un local infestado, con especial cuidado si el estibado no es bueno y existe un cierto nivel de desorden. 

 Sillas y sofás, especialmente si están incluidos en dormitorios y/o si se usan para dormir de modo permanente u ocasional.


B) PREPARACION DE LAS HABITACIONES PARA EL TRATAMIENTO POR PARTE DEL CLIENTE:

1. Retirar alimentos, bebidas y animales domésticos.

2. Deshacer la cama; retirar la ropa de cama y separar (levantar) los colchones.

3. Toda la ropa, lencería, cortinas, peluches, calzado, etc, debe introducirse en doble bolsa de plástico de color blanco precintadas y ser lavadas en una lavadora convencional (agua caliente-ciclo completo) Debe utilizarse unos valores de Tª ≥60º durante tiempos ≥10 minutos. El mismo efecto se conseguiría mediante el empleo de secadoras (≥80ºC, ≥5 minutos).

4. De existir, desmontar (grapas) la protección bajo somieres, colchones, sofás, etc. Desmontar fundas o forros textiles de armarios, cajones, etc.

5. Desmontar cabeceros. Vaciar y extraer cajones de armarios, mesitas. Colocar a un lado.

6. Desmontar instalación eléctrica asociada a cabeceros. 

7. Despegar bordes de las moquetas (suelo). 

8. Separar mobiliario de las paredes. 
9. Descolgar/desmontar cuadros; dejar en el suelo apoyados a la pared. 

10. Retirar el material electrónico (como TVs, ordenadores, videos, DVDs, radios, equipos de música) e introducirlo en doble bolsa estanca. Este material necesita de toma de decisiones importantes de gestión; ya puede resultar muy complejo (o incluso imposible) tratar estos elementos valiosos. Una alternativa para estos casos de material que no soporta tratamientos térmicos y/o químicos pudiera ser dejarlos en el interior de esas bolsas durante un periodo de tiempo no inferior a 1-2 años.

11. Desconectar la electricidad. Ello es muy recomendable en la medida que reduce riesgos eléctricos durante los operativos de tratamiento.

12. Cumplir el plazo de seguridad y de reentrada después del tratamiento.

13. Cierre de ventanas y otros sistemas de ventilación. 

14. Ausencia de personas. La exposición a biocidas debe evitarse. Sólo el personal técnico de control de plagas está autorizado para permanecer en los locales durante el tratamiento.

15. Recuerde que pueden ser necesarios de un mínimo de 2 a 3 tratamientos con un intervalo de entre 7 y 15 días.

C) ACTUACIONES DEL CLIENTE POSTERIORES A CADA TRATAMIENTO CON BIOCIDA:

a. Cumplir el plazo de seguridad. Se trata de un periodo de tiempo legalmente establecido que debe transcurrir desde la aplicación de un biocida hasta la entrada en las zonas afectadas por el tratamiento. Ese periodo de supresión “no es negociable”, se trata de una norma legal que requiere cumplimiento estricto. 

b. Realizar una aspiración profunda y a fondo de la habitación posterior al tratamiento biocida y superado el plazo de seguridad. Al terminar, la bolsa del aspirador debe ser retirada (dentro de las habitaciones) e introducida en doble bolsa de plástico sellada para eliminación, rociada con insecticida o talco con el objeto de matar rápidamente los insectos aspirados. 

c. Colocar la televisión y los aparatos electrónicos lo más alejados posible de la cama. Si es posible, colgar el aparato de TV y separarlo de la pared. 

d. Evitar almacenar ropa u otros elementos cerca o debajo de la cama. Evitar camas que incorporen espacios de almacenado de ropa.

e. Evitar peluches u otros elementos análogos en proximidad a las camas; se trata de refugios ideales para estos insectos.

f. Sellarse toda grieta o refugio potencial para los insectos en paredes, suelos, etc. El espacio comprendido entre el cabecero de la cama y la pared resulta muy atractivo para los insectos y debe evitarse.

g. Evitar el exceso de textiles, cojines, etc y muy especialmente aquéllos colgantes (cubre-canapés) que contacten con el suelo. Evitar el uso de moquetas.

h. Si los colchones han sido tratados con biocidas, cumplir el plazo de seguridad antes de usarlos. Deben estar secos antes de usarse y protegerlos con fundas adecuadas para evitar el contacto de nuestra piel con restos de biocida. También es útil introducirlos en bolsas plásticas transparentes y dejarlos expuestos a la acción del sol durante el mayor plazo de tiempo posible antes del volver a usarlos (solarización). Opcionalmente pueden ser tratados con vapor seco (chorro de vapor aplicado a 2,5 - 3,8 cm de costuras). La velocidad/ritmo de aplicación debe ser lenta (aproximadamente 30 cm cada 15 minutos). Se recomienda recubrir o envolver la cabeza de la máquina con una pequeña toalla o paño.

i. Es muy conveniente usar fundas cubre-colchones certificadas para prevenir infestaciones por chinches. Cerrar la cremallera cuidadosamente. Nuestra empresa se las puede suministrar.

j. Mantener la parte inferior de la cama libre de objetos; jamás utilizar ese espacio para guardar el equipaje y/o almacenar materiales (como maletas, vestuario, zapatos, etc.). 

k. Para evitar futuras re-infestaciones, a la llegada al domicilio tras un viaje, o a la recepción de un nuevo inquilino o huesped, la ropa y el equipaje deben ser cuidadosamente examinados. Para ello, se recomienda deshacer la maleta (nunca en el dormitorio) sobre un suelo de color claro (no moqueta). Si hay riesgo de que esté infestada, la ropa debe inmediatamente separarse para proceder a su lavado y la maleta (mochila, etc) observarse cuidadosamente buscando cualquier evidencia de infestación para ser tratada.


Solicite ya su inspección y presupuesto gratuitos. Nuestros trabajos están  garantizados.

    


 

  

 

Top
Estudi Verd, S. L.  | clientes@estudiverd.es